21 jun 2022

Pan de Patatas y Avena

 Cuando toda se alía para que salga mal, no hay manera ni forma de que las cosas se encaucen como una desea.

Pero hay días en que algún santo se apiada de nosotras y por obra y gracia sale un pan como este, que me pide a gritos ser publicado.




Ya os he contado de mi falta de tiempo estos meses, a ello se le une que por primera vez en mi localidad el ayuntamiento dispone de huertos ecológicos y después de la correspondiente solicitud nos adjudicaron uno.

Claro con la novedad, el trabajo que conlleva partir de cero y la ilusión, allí que estamos todas las tardes. 

Y antes os decía que todo se confabula en contra, pues hoy mi casa decidió que era el momento de tener una fuga de agua, traducción (todo patas arriba en espera del fontanero) .

Hoy tocaba hacer pan y mi masa madre ( que tantas alegrías me da ) después del alimento no se activa, hala otra cosa más en contra. Y me digo pues nada voy hacer un pan rápido de aceitunas sin masa madre, busco en la despensa y no tengo aceitunas, cosa rara en mi despensa.

Vale pues ya a la desesperada (y con el pensamiento de que hoy no comeríamos un pan decente, porque cuando se van presentando así los acontecimientos solo queda esperar a que acabe el día) veo unas patatas cocidas que sobraron anoche y pienso que más da, salga lo que salga.....

La masa ni fu ni fa, tampoco me quería ilusionar. Pero fue al entrar en el horno que comenzó a crecer y asombrarme.




Y aquí me tenéis, maravillada y pensando este pan merece ser publicado. Sin masa madre, sacando fotos con el móvil, que la cámara esta en el ultimo rincón del desorden y con el portátil en la habitación, cómoda no estoy, pero merece la pena un poco de incomodidad para enseñaros este fantástico pan.



Ingredientes:

    • 400 gr. de Harina de Fuerza
    • 100 gr de Patata Cocida y Chafada
    • 12 gr de Levadura Fresca de Panadería
    • 2 cucharadas soperas de Leche en Polvo
    • 1 cucharada sopera de Aceite de Oliva
    • 30 gr de Copos de Avena
    • 1 Cucharada Sopera de Mezcla de Semillas
    • 1 Cucharadita de Sal
    • 1 Cucharadita de Azúcar Moreno
    • 200 ml de Agua Tibia 

Para decorar: Agua y Mezcla de Semillas


Elaboración:

- En la panificadora poner todos los ingredientes en el orden descrito y seleccionar el programa de amasado y leudado. En la mía es el nº 10.

- Dejar terminar el programa y después sacar la masa de la panificadora a una superficie enharinada y dar formar a nuestro pan.

- Colocar en un molde rectangular.

- Pintar con agua el pan y cubrir con la mezcla de semillas.

- Tapar con un paño limpio y dejar que duplique su volumen en un sitio cálido y sin corrientes de aire, aproximadamente 1 hora.

- Mientras calentar nuestro horno al máximo de temperatura.

- Cuando el pan haya duplicado su volumen, introducirlo en el horno y sin bajar la temperatura poner calor solo abajo durante 12 minutos.

- Cuando pasen estos minutos poner calor arriba y abajo y bajar la temperatura a 200º C. y hornear 25 minutos más.

 - Si toma mucho color cubrir con papel de plata.

- Cuando termine el tiempo comprobar que este cocido dando unos golpes en la base del pan, tiene que sonar a hueco.

- Dejar enfriar completamente en una rejilla antes de consumir.



 

Aprovecho que esta receta tiene las sobras de patatas cocidas del día anterior para participar en el proyecto de Marisa del blog Thermofan y su bonito proyecto 1 +/- 100, desperdicio 0  si os apetece participar solo tenéis que pinchar en los enlaces o el logo para ir a ver en que consiste este proyecto.

Lo mío son los panes, con este ya es tercero que le envío, jajaja.





Deseo que os guste.




12 comentarios:

  1. Haces bien en compartir este pan maravilloso porque las cosas buenas hay que mostrarlas, aunque después nos quedemos con las ganas de probarlo. El pan está para no dejar nada.
    Espero que alguna vez nos enseñes ese huerto que estáis cultivando, es otra de las cosas buenas que hay que descubrir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Manoli!! Esto es la ley de Murphy, cuando el día empieza mal, acaba peor, salvo por este pan, que te ha quedado maravilloso. Yo también he hecho pan de patata y queda muy bien, muy tierno y esponjoso, aunque con avena no lo he probado. Sobre todo, es estupendo si además tienes un resto de patatas cocidas, ideal para hacer este pan sin necesidad de tener que cocerlas para la ocasión. Mira no hay mal que por bien no venga, ahora tienes la casa patas arriba pero un rico pan para disfrutar, además, congela muy bien.
    Espero que la avería sea leve y pronto te lo arreglen. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando los astros se ponen en contra no están solos...pero después de todo te ha salido un pan espectacular 👌. Besinos

    ResponderEliminar
  4. Manoli, cuando las cosas se tuercen... al menos este pan te ha quedado estupendo, me ha llamado mucho la atención lo de la patata, me queda claro que tengo que experimentar más con las masas, porque el resultado se ve de miedo

    Abrazos y buen verano!

    ResponderEliminar
  5. Manoli, no imagino las maravillas que harías si no tuvieras el caos que nos cuentas encima, porque este pan te ha quedado que ni a propósito, ¡madre mía! Qué bueno tiene que estar.
    Lo del huerto imagino que será una aventura intrépida por momentos, ya nos enseñarás las cositas ricas que cosechéis, que seguro serán muchas.
    Besos guapísima y feliz día.

    ResponderEliminar
  6. Hola Manoli,
    Pues como dice el dicho, se cierra una puerta y se abre una ventana.
    Después de tanto desastre mira que contenta estás con tu pan, y no es de extrañar porque la miga se ve tremenda!! Has hecho muy bien en compartirlo.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  7. ¡Por fin llegooo! Felicidades por la concesión del huerto y bienvenida al club del momento vital caótico o como quieras que se llame en el que yo llevo también bastante tiempo.
    Todo termina y si son desastres menores, no hay que tener nada más que paciencia.
    Mi masa madre está muertecilla y estoy con la pani. No veas lo que me alegra que a partir de una patata chafada, hayas conseguido está maravilla de pan.
    Doble es la alegría al saber que se viene a 1+/-100.
    A ver si me pongo pronto las pilas y te lo copio. Ya publiqué unos bollos con patata hace mucho, pero tu pan tiene mucha mejor pinta y tiene que estar muy rico.
    Espero que todo se enderece
    Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, pues que pan tan bueno y tan bonito, como me alegro de que nos lo hayas compartido, voy a tener que hacerlo!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Manoli! No me hables de fontaneros, que después llegan los albañiles y rematan la faena. Aunque el problema pueda ser pequeño, las consecuencias que produce, mejor no pensar en ellas.
    Te doy la enhorabuena por este maravilloso pan. También por tu fuerza en hacerlo a pesar de tantas adversidades. Espero que todo sea pasado, y estés disfrutando de tu nuevo proyecto, el huerto.
    Feliz finde. Bstes.

    ResponderEliminar
  10. Manoli que pedazo de pan más bonito pues mira que al final, luego de esa larga cadena de sucesos adversos, salió el sol con este maravilloso y esponjoso pan, me gusta que lleve patata y avena. La leche en polvo tiene que darle su toque especial. Tomo nota, porque aquí al otro lado del planeta el invierno ha llegado, te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Manoli. Toda situación tiene su lado bueno y si no, no hay más que mirar tu pan, se ve sensacional, me encantaría tenerlo a mano para probarlo, pues además de que tiene que estar muy rico, siempre me han dado mucha curiosidad los panes de patata. A lo mejor me atrevo con el tuyo, miraré por ahí para ver cómo se da la forma, me tengo que animar a hacerlo. No tengo avena pero supongo que también quedará bueno sin ella.
    Espero que el desastre doméstico acabara bien. Feliz domingo. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Con un poco de mantequilla estaría delicioso.

    ResponderEliminar